PATAGONIA database Menú principal > indice >Correo-Islas Orcadas del Sur> 
Fuentes-Recopilador Abreviaturas Código de Países E-Mail

El Servicio Postal Argentino en las Islas Orcadas del Sur

por Humberto Brumatti

[email protected]

 

PRIMER CORREO ANTÁRTICO
       El archipiélago de las Orcadas del Sur (en adelante "las Orcadas") ( 1 ) comprende cuatro islas  principales (Coronación, Signy, Powell y Laurie), varias de menor importancia, así como la isla Inaccesible a  29 kms. al Oeste. El grupo tiene una superficie de 622 kms cuadrados y el 85% está cubierta por hielo. El clima es frío, ventoso, cielo generalmente nublado, con un promedio de dos horas diarias de sol.
 
       Son descubiertas en común por dos foqueros: el norteamericano Nathaniel Brown Palmer que navegaba en el "James Monroe", y el inglés George Powell en el "Dove", el 6 o 7de diciembre de 1821 ( 2 ), quién las bautiza islas Powell. 
 
      Otro inglés, James Wedell, a bordo del "Jane" visita las islas en febrero de 1822, dándoles su actual nombre, al reconocer su posición en la misma latitud Sur que las islas Orcadas en el Atlántico Norte, pertenecientes a Gran Bretaña.
 
      A fines del siglo XIX y principios del XX, se despierta gran interés científico por la entonces desconocida Antártida,  organizándose varias expediciones de exploración. Una de ellas, procedente de Escocia y dirigida por William Bruce, llegó al mar antártico en el "Scotia" a principios de 1903. Al recorrer las costas de las Orcadas, el barco queda aprisionado por los hielos en la isla Laurie, en cuyo istmo, se levantó una precaria vivienda para invernar y realizar diversos trabajos científicos.
 
       Al zafar el barco de su difícil situación, en diciembre, navega hasta Buenos Aires para reaprovisionarse, y, como Bruce deseaba que tuvieran continuidad los estudios que había comenzado,  ofrece en venta las instalaciones al gobierno argentino en 5.000 pesos, como también conducir al personal para atenderlos.
 
      Por decreto del 2 de enero de 1904, el presidente Julio A. Roca acepta el ofrecimiento de las instalaciones,  y para integrar el personal de la primera comisión argentina en las Orcadas, se conviene con Bruce que los escoceses  Robert C. Mossman (jefe) y William Smith (cocinero), ambos de su grupo, quienes habían invernado en 1903, permanezcan un año más, y desde Buenos Aires son enviados tres empleados del Ministerio de Agricultura, el alemán Edgar C. Zmula, meteorólogo, el uruguayo naturalizado argentino Luciano H. Valette, zoólogo, y el argentino Hugo A. Acuña ( 3 ), ayudante científico, quién además es designado encargado de la estafeta postal, creada por la siguiente resolución firmada por el Dr. Miguel García Fernández :       
 
               "Buenos Aires, Enero 20 de 1904.
               "Siendo conveniente la instalacion  de una estafeta en el punto denominado "Orcadas del       
          Sud"  en las Regiones Antárticas
                               El Director General de Correos y Telégrafos
                                                       Resuelve
               "Art. 1º Crear una estafeta en el referido punto, nombrando para atenderla ad honorem al
          ciudadano Hugo A. Acuña, la que dependerá del 24 Distrito "Río Gallegos".
               "Art. 2º La Sección Correos impartirá las órdenes oportunas y la Administrativa, la proveerá
          de  los útiles indispensables.
               " Art. 3º Comuníquese.....".
                                
 
        "La Nación" anuncia al día siguiente:
 
             "La oficina de correos más austral.
              "La dirección general de correos y telégrafos ha dispuesto habilitar una oficina en las   
         Orcadas del Sur, y designó ayer para ocupar el puesto de jefe de la misma a D. Hugo A. Acuña,
         uno de los miembros de la expedición antártica que hoy debe salir de nuestro puerto en el
         buque Scotia, con destino a los mares del sur."
 
       El  perito de límites Francisco P. Moreno, uno de los promotores para aceptar el ofrecimiento de Bruce, interviene en las negociaciones, demostrando su visión y determinación, para lograr la presencia argentina permanente en la región antártica, también lo es para la instalación de la estafeta,  consiguiendo la resolución favorable de las autoridades postales, a último momento, pues el barco debía zarpar el día 20, y por problemas operativos se postergó hasta el día siguiente.
 
       José Manuel Moneta confirma la información : 
 
               "Según manifestaciones del mismo señor Acuña, esa designación fué gestionada por el
            doctor Francisco P. Moreno, que fue director del Museo de La Plata y uno de los más
            entusiastas partidarios de que la Argentina se hiciera presente en la Antártida.
                "Junto con el nombramiento fueron entregados al señor Acuña una maleta para
          correspondencia, toda la papelería para administrar su flamante oficina antártica y el
          correspondiente matasellos para inutilizar las estampillas argentinas que usaran los
          expedicionarios en sus piezas postales.
                 " Los mismos escoceses, en su libro "The voyage of the Scotia", publicado en Edimburgo
          en 1906, en el capítulo "El segundo invierno", que relata Mossman, al referirse a sus
          compañeros argentinos, dice sobre Ácuña : Había llegado provisto de un sello postal y una
          valija para correspondencia que contenía libros; lo nombramos el "P.M.G." (Postmaster
          general), o sea el jefe general de correos..."
             ("La Prensa", 11.01.1941)
 
 
       De esta manera, Argentina tuvo el privilegio de inaugurar la primera oficina postal en la Antártida.
 
       La difusión periodística de la noticia se produjo el día de partida, por lo tanto quienes participaban, familiares y amistades tuvieron mejor oportunidad de obtener o encargar el recuerdo de cartas y tarjetas mataselladas en la nueva oficina;  preguntándonos si los filatelistas conocieron a tiempo la información y les resultó de interés obtener piezas postales con su matasellos , ya que las conocidas fueron despachadas a familiares y amigos, como también por quienes quisieron documentar su visita o permanencia en tan lejano lugar.
 
      La oficina comienza su actividad un mes después, tal como recuerda Acuña en sus memorias :
 
                "Febrero 20. 10 p.m. A esta hora tomamos posesión de la casa; postales selladas."
 
      Parte de las postales y sobres quedaron en poder de los interesados. Como el "Scotia" zarpa con destino a Europa, la correspondencia para Buenos Aires y otros destinos, fue llevada a la mano, siendo depositada en las oficinas de correos de Ciudad del Cabo y la isla de Santa Helena, escalas del barco, donde, en cada caso, se debió franquear nuevamente con los sellos postales del lugar, para luego ser encaminada a destino.
 
       El distinguido filatelista antártico Eduardo Premoli comenta  "Las tarjetas y sobres despachados el primer año se entiende fueron numerosos y, todas las piezas observadas llevan fecha 20 / 22 de febrero de 1904, ostentando además del franqueo argentino el porte de alguna de las colonias inglesas que el "Scotia", barco que transportó dicha correspondencia, hizo escala en su viaje de  regreso. Así vemos que piezas dirigidas a Argentina fueron reexpedidas desde Capetown, mientras que otras enviadas a Escocia, lo fueron desde Santa Helena."
 
        Moneta explica la razón de este doble cargo postal  "Como este buque explorador no tenía patente de paquete postal, ni la correspondencia antártica había sido remitida en maleta especial, sino a la mano, fue necesario timbrar nuevamente allí todas las piezas con sellos correspondientes a esas colonias inglesas, para entregarlas al correo respectivo, mediante el cuál pudieran llegar a Buenos Aires el 5 de junio de aquel mismo año."
 
        También se conocen tarjetas con el matasellos estampado a sellos postales de la colonia británica de Malvinas. Otras con el matasellos solo. Y algunas originadas en las Orcadas, sin su matasellos, despachadas en puertos de escala.
 
       Acuña aplicó el matasellos entintado en color violeta, y esto se puede corroborar examinando las piezas indudablemente genuinas, sin embargo también se conocen estampaciones en negro y rojo. Sobre estos dos colores, y solo como referencia para un futuro estudio, recordamos la información que nos suministró el filatelista antártico Guido Pinasco Acuña , sobre la versión  recogida décadas atrás por su colega santacruceño Eduardo Puig, según la cual, el primer matasellos fue devuelto por la segunda dotación y habría estado depositado hasta alrededor de 1930 en la oficina Río Gallegos (Santa Cruz), cabecera del Distrito 24º , a cuya jurisdicción administrativa postal pertenecía Orcadas del Sur, aunque por razones operativas, su relación  siempre fue con Buenos Aires. Mientras supuestamente estuvo en esa ciudad patagónica,  se lo aprovechó para matasellar sobres y tarjetas postales con el año 1905.
 
       Otro filatelista, Salomón Borten,  asevera "El color del matasellos utilizado fue el violeta. Este matasellos estuvo en uso hasta 1905, luego permaneció un buen tiempo en el Sur del país, existiendo piezas falsas con distintas fechas, en especial del 20 de febrero de 1904."
 
       En cuanto a la fecha que Argentina se hace cargo del observatorio, "La Prensa" del 16 de junio, publica una extensa nota de su corresponsal en el viaje del "Scotia" a las islas llevando la comisión, con las novedades producidas durante el mismo, de la cual extraemos  :
 
            "Febrero 21. Hoy se arrió el pabellón inglés, izándose en su lugar el argentino. En seguida
           se procedió a la entrega formal de la isla y del Observatorio a la comisión argentina.
              "Por la noche se festejó el acontecimiento brindando a la salud de los pueblos argentino e
           inglés.
              "Luego hubo música. cantándose los himnos, inglés y argentino por las respectivas
           comisiones.
               "Finalmente se brindó a la salud de los presentes y se cantó "Old land sing" del poeta
            escosés Roble Burns."
 
 
      Esta fecha de transferencia y cambio de bandera, son corroboradas por las noticias enviadas por Acuña a "La Nación", publicadas el 9 de julio, como también en su propio diario personal : 
 
        "El Dr. Bruce nos hace entrega de la isla y observatorio y casa magnética............ Retribuimos al
      Dr. Bruce sus sentidas palabras cantando todos el himno argentino e inglés y con prolongados
      aplausos se iza nuestra bandera, arriéndose enseguida la inglesa. ¡Que momentos tan
      agradables ! Ya tenemos el pabellón azul y blanco; ya estamos en nuestra propia casa."
 
     Ambos testimonios nos resultan absolutamente confiables, pués fueron escritos y despachados  al día siguiente en el "Scotia" que partía, no existiendo posibilidad de error en la fecha del 21 de febrero, como aquella cuando Argentina inaugura su ininterrumpida presencia en tierras antárticas.
 
     Asi mismo, debido a la escasés de espacio en la pequeña construcción con paredes de piedra y techo de lona embreada que servía de vivienda, desde el día 20 solamente quedó la comisión argentina que había bajado todos sus equipos y provisiones, mientras la saliente había subido con sus pertenencias al barco. 
 
     Con el relevo de la dotación el 1º de enero de 1905, llega el nuevo encargado designado para atender los asuntos postales, Otto Diebel, jefe del grupo. Con esa fecha se matasellaron las últimas piezas conocidas con el primer matasellos. Diebel fallece el 25 de setiembre y se pierde el rastro del matasellos. Tampoco encontramos publicados decretos o resoluciones con nombramientos posteriores.
 
      En sus memorias, José Maveroff, oficial a bordo de la corbeta "Uruguay" que transporta el primer relevo, escribe  "La curiosidad me lleva a interrogar al señor Diebel al respecto y con gran asombro supe que el jefe del Observatorio había sido nombrado Jefe del Correo y Telégrafo de las Orcadas; como éramos varios los que estábamos en la camareta, cada uno dio a la noticia únicamente el valor que creía tuviese para sí; por ejemplo, los filatélicos enseguida pensaron aprovechar la ocasión que se les presentaba pera hacer obliterar estampillas con el sello de la estación de Correos mas austral del mundo entero y bien pronto empezó a funcionar el sello que decía: Orcadas del Sud - Sucursal N° 1. Muchas tarjetas, con le estampilla inutilizada por ese sello, fueron llevadas por sus poseedores mismos a Buenos Aires para figurar en las colecciones de los aficionados a juntar postales."
 
      También recuerda que, al descender en Laurie  "llevaba conmigo sobres y tarjetas postales para que el señor Diebel, desempeñando sus funciones de jefe del Correo de las Orcadas, me vendiera estampillas y me las sellara con el timbre de esa sucursal, para conservar como recuerdo y para obsequiar con ellas a filatélicos amigos."
 
     Sin embargo, las piezas conocidas con fecha 1 ENE 1905, tienen estampado el matasellos que poseía Acuña. Por lo tanto consideramos la siguiente alternativa: Diebel utilizó el que estaba en uso, y el que llevó se extravió luego de su fallecimiento, o cuando Maveroff escribe su libro, lo hizo pasado un tiempo, basado solo en sus recuerdos, donde mezcla los elementos postales que le enseñó Diebel en el viaje , con la existencia de un matasellos que conoció en Orcadas, porque hasta ahora nadie descubrió uno con la leyenda que menciona.
     
     Manuel Fernández Valdés, Gobernador del Territorio Nacional de Tierra del Fuego, el 27 de abril de 1910 eleva a Buenos Aires su Memoria Anual, donde refiriéndose a los gastos del servicio postal asignado en el presupuesto vigente del territorio, menciona la estafeta de tercera categoría "Orcadas del Sud",  informando "en Orcadas del Sud solo cada año toca un transporte para relevar el personal del Observatorio Meteorológico que constituye toda su población", significando así su escaso movimiento.
 
      Ese año "La Prensa"  encabeza una decidida campaña periodística para defender la soberanía argentina en las Orcadas, desconocida por la carta patente británica del 21 de julio de 1908 firmada por el rey Eduardo VII, donde  incluye como posesión suya de las denominadas "dependencias" de su colonia en las islas Malvinas,  el sector argentino de Tierra del Fuego y parte de la provincia de Santa Cruz, ya entonces tambien indiscutidamente argentina . El diario efectúa graves cargos al canciller Victorino de la Plaza, a quién acusa por su irresponsable apatía, al no responder rechazando tal despropósito,  pues se limitó al acuse de recibo el 18 de marzo de 1909, sin formular objeciones.
 
      El 27 de febrero de 1910, el mismo diario afirma "El Ministro de Relaciones Exteriores ignora que el gobierno argentino ha emitido estampillas especiales con el siguiente rótulo "República Argentina - Islas Orcadas", de lo que podía informar la dirección de correos y telégrafos."
 
     Entonces no existía un sello postal dedicado a las islas, confundiendo el periodista matasellos con estampillas.
 
     Publica el 2 de marzo, un corto artículo bajo el título "La anexión de las Orcadas" y subtítulos "Otro acto de soberanía" y "Sello de Correos", del cuál citamos  el párrafo :
 
              "Agregamos hoy una nueva prueba de la soberanía argentina ejercida en las Orcadas: la
          correspondencia que ha traído últimamente la corbeta "Uruguay", procedente de aquellas   
          tierras, viene timbrada y sellada en la forma que reproduce el grabado que acompaña estas
           líneas".
                "Se trata de un sobre en el cual está adherida la estampilla argentina, que ha sido inutilizada
           con la leyenda que puede verse en el grabado por el empleado del observatorio encargado de
           la correspondencia.
                 "Otros buques que han tocado en las Orcadas han traído la correspondencia en las mismas
           condiciones y así la han recibido y despachado.
                 "Aunque en forma rudimentaria funciona de esta manera el correo en esas islas, lo que
            importa un acto más de soberanía que probablemente ignoraba el doctor Plaza."
 
 
      La prueba consiste en reproducir un fragmento de papel, que tiene adherido un sello postal de 5 centavos de la serie en circulación con la efigie del general San Martín,  utilizando como matasellos un sello con la leyenda  "Tierras Argentinas Australes / Estación ORCADAS / 4 FEB 1910",  perteneciente al observatorio para utilizar en su documentación, no correspondiendo a los modelos  entonces en uso en las oficinas y estafetas postales. Tuvo larga vida, encontrándolo estampado en el recibo por la imposición de un telegrama en 1943.
 
     Tres días después, continúa refiriéndose al tema, dedicándole estos dos párrafos al Correo:
 
         "Para que se vea cómo hasta en las reparticiones subalternas se tiene la convicción de que las
       islas Orcadas son argentinas, a pesar de la creencia del Ministro de Relaciones Exteriores,
       vamos apuntar un hecho muy interesante:
          "Nuestro correo, que recibe correspondencia para las Orcadas, aplica a ella la tarifa
       correspondiente a todo el territorio argentino. Una carta simple para dichas islas lleva de
       franqueo una estampilla de cinco centavos. En cambio para cualquier posesión inglesa la tarifa
       es superior".
 
        El archipiélago continuó siendo motivo de intercambios diplomáticos entre Gran Bretaña y nuestro país; y al contrario de las Malvinas, en este caso estábamos en posesión de las islas y Gran Bretaña reclamaba por derechos que, según argumentaba, la ocupación argentina vulneraba. Con diversas alternativas, esto se mantuvo hasta 1959, cuando por el Tratado Antártico que ambos firmaron, las Orcadas también quedaron incluídas en el congelamiento de los reclamos territoriales, situación que se mantiene.
 
      Conocemos  testimonios hasta 1927,  cuando el aislamiento duraba todo el año, donde no mencionan la existencia del servicio postal oficial,  pero sí relatan la ansiedad con la cual  aguardaban  la correspondencia que venía en el barco que los relevaba, con las noticias de los seres queridos, de quienes no sabían nada en tanto tiempo  transcurrido en total aislamiento. Era traída a la mano, por miembros de cada nueva comisión, a quienes los remitentes se la entregaban en forma personal, o previamente había sido enviada y concentrada en la oficina donde eran empleados.
 
     Por su parte, los miembros de la comisión que llegaba de relevo a la estación meteorológica Orcadas (en adelante "Orcadas"), enviaban las últimas noticias a sus familiares y amigos, en cartas confiadas a personas conocidas en el barco que  retornaba, quienes a su arribo a Buenos Aires las entregaban personalmente, o depositaban en el Correo para su distribución. 
 
     También algunas personas  iban provistas de las estampillas necesarias para despachar sus cartas, utilizando a modo de matasellos lo que tuvieron a mano para identificar tan lejano lugar de procedencia, o solo para obtener un recuerdo.
      
      Premoli y Pinasco Acuña,  en sus trabajos de investigación son coincidentes en señalar la falta de piezas postales con matasellos de Orcadas después de 1905 y hasta 1942, cuando se habilita la oficina postal, que ha funcionado hasta el presente. El carácter familiar de las mismas, quizás explicaría que no sobrevivieran a las depuraciones de papelería que ocurren periódicamente, en especial luego del fallecimiento de sus propietarios. Sin embargo se conocen algunas piezas, cuyo franqueo fue anulado con el sello ovalado de la oficina meteorológica.
 
 
RADIOCOMUNICACIONES
 
      Para terminar con la incomunicación que padecía el personal durante su permanencia, las autoridades resolvieron enviar todo lo necesario para establecer una radio en 1925, pero quién debió hacerlo, fracasó por diversos problemas.
 
      En 1927 integra la comisión el suboficial de la Marina, Emilio Baldoni ( 4 ) quién, asistido por el resto del personal, construye las instalaciones y realiza pruebas de una estación de radio, con la cuál, utilizando la radiotelegrafía y la señal distintiva LRT, el 30 de marzo por primera vez se establece contacto desde la Antártida con Ushuaia, y por su intermedio con Buenos Aires.

 
       Moneta  ( 5 ) cuya experiencia en dos invernadas anteriores , y ese año jefe de la comisión, comenta : "¡ Qué distinto me parecía todo ahora ! Posiblemente, mis camaradas no podrían notar la diferencia que existía entre aquel nuevo medio de rápida comunicación con el mundo habitado y la soledad completa que nos rodeaba en las otras expediciones, en las que debíamos esperar el arribo de la nueva comisión para tener entonces las noticias atrasadas de la vida en el continente."
 
 
     Quienes despacharon radiotelegramas durante ese año, abonaron un total de 198,48 pesos, dinero que, al regresar a Buenos Aires fue ingresado al Correo, responsable de su trasmisión y posterior entrega  a los destinatarios.
 
     La Guía de Correos y Telégrafos de 1934 / 35, incorpora a  "Orcadas del Sur", sin descripción de servicios ni horarios, y la indicación "Tarifa telegráfica interna. Intercambio "Radio Bernal" . La estación de que se trata se halla instalada en las islas Orcadas (Mar Austral)" . Radio Bernal, situada en cercanías de Buenos Aires, pertenecía al Correo.
 
       Las comunicaciones radiotelefónicas comienzan en 1940, y posteriormente, en la Guía de 1952 encontramos registrada a "Islas Orcadas del Sur" en el listado de las "Estaciones radioeléctricas de Correos y Telecomunicaciones habilitadas para la atención de los diversos servicios públicos de radiocomunicaciones", como también entre las "Estaciones costeras dependientes de Correos y Telecomunicaciones afectadas al servicio radioeléctrico móvil marítimo",  con la señal distintiva LPS, estando restringida a las comunicaciones con los navíos que tocaban las islas, prestaciones que continuarán en las décadas siguientes.  El intercambio se efectuaba con General Pacheco Radio, también del Correo, y cercana a  Buenos Aires.
 
      Desde 1927,  las comunicaciones, primero por radio, y más adelante sumadas las postales, en Orcadas siempre han sido atendidas por personal de la Marina, con los correspondientes nombramientos del Correo para realizarlas. 
 
 
OFICINA DE CORREOS
 
 
      Antonio Deluca, Jefe de Servicio de la Dirección Administrativa, en 1941 inicia un expediente  sugiriendo la organización del Correo Antártico, donde, en su argumento para establecer una oficina en Orcadas, señala "el monto de la correspondencia sería poco, pero satisfaría indudablemente el espíritu nacional por muchas razones, y, además provocaría el interés de los filatelistas, de quienes he recibido algunas insinuaciones en ese sentido".
 
      El superior apoya la iniciativa, subrayando "lo principal no es ya el aspecto postal de cuestión, y mucho menos el filatélico, sino y sobre todo el alcance de la iniciativa en materia de política internacional, en el sentido de crear y mantener un símbolo de la Soberanía Argentina en las "Orcadas del Sud".
 
      Finalmente, el Director General de Correos y Telégrafos, Horacio C. Rivarola, el 14 de noviembre,  dispuso crear la oficina postal, cuya parte principal transcribimos :
 
                                             "Considerando
          "Que es conveniente crear una oficina postal en las islas Orcadas del Sud ya que siendo éstas
        parte integrante de nuestro territorio, deben disfrutar de los beneficios que proporcionan los
        servicios de la Repartición;
           "Que el Ministerio de Relaciones y Exteriores y Culto opina que la medida propuesta no solo
         es conveniente sino también indispensable;
            "Que en cuanto a la organización administrativa, la referida oficina sería el  órgano regular de
         intercambio para la correspondencia postal en oportunidad de la renovación de los miembros
         de la Comisión del Observatorio; y además, habría una oficina de Correos abierta a todas las
         posibilidades del futuro antártico ;
            "Que el Ministerio de Agricultura, por su parte, estima que el radiotelegrafista encargado de la
         estación, empleado de la Dirección de Meteorología e Hidrología, podría ser a la vez la persona
         que se designara para atender al aludido servicio postal;
                                              Por lo tanto,
                            El Director General de Correos y Telégrafos
                                                Resuelve
            "Art. 1º - Créase la Oficina Postal "Islas Orcadas del Sud".
            "Art. 2º - Convéngase con la Dirección de Meteorología, Geofísica e Hidrología, la designación
           del radiotelegrafista como jefe de la Oficina referida.
              "Art. 3º - La Dirección de Correos, que hará confeccionar el matasellos correspondiente,
           intervendrá en lo que se refiere a instrucciones al designado y demás detalles.
              "Art. 4º - Por la Sección Internacional se comunicará lo pertinente a la Oficina de la Unión
          Postal Universal en Berna."
 
      La oficina comienza a funcionar el 2 de febrero de 1942, y el suboficial radiotelegrafista Santiago Hidalgo, es su primer jefe en esta nueva etapa.
 
      Para conocimiento de los interesados, el Correo difunde la noticia sobre la nueva oficina , con éxito, pués según  Borten, con esa fecha se matasellaron 1.837 piezas, de ellas, 124 dirigidas al exterior.
 
      Al regresar a Buenos Aires, a una parte de los sobres, originados en asociaciones filatélicas, se les aplicó un sello de goma con la leyenda "INAUGURACIÓN DE LA OFICINA DE CORREOS MÁS AUSTRAL /  22 FEB 42", e ilustrado con pingüinos.
 
       En vísperas de un nuevo relevo de personal en 1943, en el "Suplemento del Boletín de Correos y Telégrafos " del 29 de enero, se reiteran instrucciones internas:
 
        "Envíos postales para la oficina postal "Islas Orcadas del Sud"
        "Teniendo en cuenta que el 1º de febrero próximo zarpará el transporte "PAMPA" para las Islas
     Orcadas del Sud, se recuerda a las dependencias en general lo dispuesto en resolución
     18.515 Sd. (B.D. 2956), sobre la admisión de envíos para dicha oficina.
         "De acuerdo con la mencionada disposición, los sobres dirigidos al jefe de la oficina postal Islas
      Orcadas del Sud, que serán presentados en sobres cerrados y debidamente franqueados,
      contendrán otros sobres cerrados y con dirección y también franqueados que volverán a sus
      interesados con el franqueo obliterado con el sello de la nombrada dependencia.
          "A fin que el personal esté en condiciones de ilustrar al público que lo solicite, conviene que
       se dé a aquél nueva lectura de la resolución prealudida."
 
     La categoría de la oficina es elevada a Mixta el 23 de agosto de 1948, y el 22 de enero del año siguiente a Radiopostal,  que mantendrá  por décadas.
 
      Orcadas pasa a jurisdicción de la Fuerza Aérea en 1950, y al año siguiente a la Marina, quién lo administra desde entonces.
 
       El nombre "Destacamento Naval Orcadas" que luego se utiliza, es solo indicativo de la fuerza armada que atiende el observatorio, aportando el personal y toda la logística necesaria para su funcionamiento, cuya misión siempre fue obtener información científica, y nunca desempeñó la tradicional actividad de una guarnición militar. 
 
      Con posterioridad, la Oficina de Filatelia del Correo en Buenos Aires (en adelante "Filatelia"),  queda encargada de todo lo relacionado con el funcionamiento de las radiopostales situadas en la Antártida, y mantener informados a los filatelistas sobre las oficinas que permanecerán habilitadas en la campaña antártica siguiente, interviniendo en la concentración y remisión a las bases de los sobres para ser sellados en la Antártida. Y al regresar, proceder a devolverlos a los remitentes.
        
     También suministró información sobre las cantidades enviadas por los coleccionistas, difundidas por el cronista filatélico Osvaldo Mario Giordano en sus publicaciones, de las cuales reproducimos las correspondientes a Orcadas :
 
 

Campaña                                                Cantidad

Antártica           Encargado                    cartas
 
1960 / 61                       -                             1.070
1961 / 62            Luis A. Villagra             1.033
1963 / 64            Andrés Luján                1.280
1964 / 65                       -                             1.515
1965 / 66                       -                             1.310
1966 / 67            Alberto D. Barraza          972
1967 / 68            Roberto Elías                   839
1968 / 69            Rolando A. Barrios      1.012
1969 / 70            Mario Amestoy              1.153
1970 / 71            Benicio Sánchez          1.447
1971 / 72                         -                            1.334
1972 / 73            Luis Peralta                    1.660
1974 / 75            Eloy E. Hernández       1.567
1980 / 81            José Luis Orellana          750
 
     
     Algunos filatelistas entregan sobres a personas conocidas que participan de las campañas antárticas, para que se las hagan matasellar en bases y barcos, regresando luego a sus remitentes a la mano o por el servicio postal común, fuera del control de cantidades de Filatelia.
 
 
PROCEDIMIENTOS POSTALES
 
     Los servicios prestados en Orcadas, han sido los más necesarios: cartas simples, certificadas, expresos,  eventualmente alguna encomienda, y los radiotelegramas.
 
     Si bien tenía la categoría de oficina radiopostal, no efectuaba otros servicios que éstas sí cumplían, tal el caso de los giros postales y telegráficos.
 
     La tarea que realizaba era importante en verano, cuando, además del personal que invernaría, se sumaba el perteneciente a la denominada "campaña de verano": científicos, investigadores diversos, y grupos de trabajos dedicados a construcciones y mantenimientos, sobre todo en tareas ejecutadas al aire libre, aprovechando el mejor tiempo reinante en la Antártida en esa época del año.   
        
     Los barcos abastecedores hacen escala varias veces, los cuales entonces permitían la recepción y expedición de los envíos postales.
 
       Participamos como invitados en la campaña antártica 1980 / 81, y viajando a bordo del Transporte ARA "Bahía Aguirre", visitamos Orcadas el 4 de marzo de 1981. A pocos metros de la entonces casa  principal, encontramos otra más chica llamada "Pampa" (en homenaje al barco que la transportó desarmada) construída en 1943, en cuya parte exterior tenía un letrero de chapa esmaltada con la leyenda "Estafeta Postal". En una misma habitación, funcionaban la estación de radio destinada al servicio oficial y público, y la oficina radiopostal, ambas a cargo del cabo principal de comunicaciones José Luis Orellano, quién en ese momento se encontraba recibiendo  correspondencia del personal de la base para ser despachada en nuestro barco.
 
        En la conversación mantenida con Orellano, nos informa que, antes de partir de Buenos Aires recibió en Filatelia instrucciones básicas para  desempeñar esa tarea, una bolsa conteniendo la correspondencia filatelica enviada por coleccionistas  de todo el mundo,  un matasellos de goma, una habilitación de 1.500.000 pesos (devaluados de entonces) en sellos postales, una carpeta con instrucciones, las tarifas que mantenía actualizadas, y estaba provisto de los formularios postales y telegráficos necesarios para trabajar.  Al llegar, encuentra otro matasellos idéntico y un gomígrafo rectangular ilustrado con la corbeta Uruguay.
 
      La correspondencia que desde el continente dirigían al personal de la base, previamente se encaminaba al Servicio de Hidrografía Naval en Buenos Aires, allí se la incluía en sacos, los cuales se despachaban por barco a la base, donde su jefe se encargaba de la distribución.

     A su vez, la aceptación se realizaba en la oficina, donde t
oda la correspondencia era matasellada y se le aplicaba el gomígrafo rectangular. Posteriormente, la cantidad era anotada en forma global e incluída en un saco dirigido al Detall de cada barco que llegaba, quién lo trasladaba  al posterior primer puerto de escala en el continente, y allí entregado en la oficina de Correos del lugar, en la práctica Ushuaia, salvo que el regreso se efectuara directo a Buenos Aires.
 
     Los telegramas se intercambiaban con General Pacheco Radio.
 
     Por radio, era posible ingresar al servicio telefónico via  Buenos Aires, aunque condicionado a las posibilidades operativas,  a veces causantes de las demoras en lograr hacerlo,  y más cuando los pedidos de conferencias eran a lugares alejados de Buenos Aires, donde aún no existía el telediscado.
 
     Siete años después, el periodista Roberto Oña realiza una entrevista a Dalmacio Córdoba, quién había finalizado su desempeño de radioperador  en Orcadas y  "encargado de la estafeta telepostal", como se lo titula, en la campaña 1986 / 87, luego publicada en "Postas Argentinas", de la cuál transcribimos las respuestas :

"- Tuvimos bastante movimiento. Durante el verano despachamos dos sacos con correspondencia particular, además de los cupos filatélicos. Por buque enviábamos ese tráfico a Ushuaia, de donde continuaba por avión. Cuidábamos muy bien el detalle de protegerlos convenientemente para preveer deterioros.
"- Eramos 14 personas. Pero en ocasiones llegamos a 65 cuando aún no habían efectuado el relevo de los anteriores, y además había gente de reparaciones, inspecciones y otros. Imagínese que en ese tiempo el movimiento postal era muy superior.
"- Para fines de 1986 despachamos alrededor de 300 telegramas, lo que indica la actividad telegráfica. Incluso la demanda filatélica hizo que me quedara algo corto, por momentos , en la disposición de timbres.
"- Con Camilo Cejas, que es ahora el responsable de la estafeta para el período 1987 / 88, hicimos un acta de traspaso, como comprobante de valores y elementos. Ocurre que antes no se acostumbraba y simplemente con un recibo se delegaba la responsabilidad de uno a otro, pero la importancia de Orcadas para el Correo entendemos que año tras año va reafirmando la actividad postal, y por ello confeccionamos el acta.
"- La correspondencia se mueve en la medida en que quién atiende la estafeta se mueva. Y a veces los otros trabajos nos quitan algo de tiempo. Pero la correspondencia fue sagrada para nosotros. Y el barco llega..., hay que hacer todo rápido porque se va...De todas maneras siempre los despachos se realizaron bien. No tuvimos problema alguno. Siempre tratamos de hacer lo mejor posible en los despachos, incluso en los telegramas, porque a veces hubo momentáneos problemas de propagación, pero pudimos cumplir todo. La correspondencia se expidió simple, certificada o expresos. Las tarifas las actualizábamos mediante las instrucciones recibidas por Radio Pacheco",
 
     Mariano Spisso, guardaparque de Parques Nacionales, que durante 2009 cumple sus funciones  en Orcadas, nos proporciona información actualizada, que resumimos así:
 
"- El servicio postal lo atiende el operador de radio.
"- No recibimos correspondencia. Si queremos enviar alguna carta al continente, se la entregamos a un pasajero o a los guías de los barcos de turismo. Con el matasellos de Orcadas, las cartas pueden ser entregadas en cualquier oficina de Correos.
"- Para atender el despacho de correspondencia de los pasajeros arribados en los barcos de turismo que nos visitan, el encargado de la estafeta los atiende en la sala de estar del edificio. Él las guarda hasta fin de año, cuando regresa en el barco de la Armada, entregándolas en el correo de Ushuaia, desde donde son encaminadas a destino.
"- No se realiza más el servicio de radiotelegramas particulares.
"- El personal se comunica vía internet satelital disponible las 24 horas, y un teléfono con característica 011, correspondiente a Buenos Aires,  por lo tanto, las llamadas entre ambos lugares, tienen tarifa de comunicación local".

 
EDIFICIOS
 
      El personal de las dos primeran comisiones se aloja en una precaria cabaña carente de las mínimas comodidades, situación agravada por el despiadado clima antártico.
 
    "La Prensa" del 30 de setiembre de 1904 publica un artículo sobre el nuevo observatorio meteorológico argentino, donde reproduce párrafos de una carta enviada desde Inglaterra por Carlos Haynes, que formó parte de la expedición del doctor Bruce, y viajó junto con la primera comisión argentina :
 
         "El día 14 de Febrero, llegamos a la isla Laurie, la más meridional del grupo de las Orcadas.
          "La forman dos islas unidas por una faja de tierra de trescientos metros.
          "La casa habitación, si así puede llamarse el montón de piedra, que figura en las fotografías,  
         está construída en esta faja de tierra al pie de abruptas peñas. Un techo de tablas puestas
         sobre espesos muros de piedras aparejadas toscamente, sin mezcla alguna, forma la armazón.
            "Por dentro, está toda forrada de lona; y la única pieza así construída, recibe la luz por dos
          ventanas, una al Sur y otra al Este. la puerta mira al Norte. Esta única pieza sirve de cocina,
          comedor y dormitorio. Las camas plegadizas se estiban de día para dejar más espacio".
 
      En febrero de 1906 se construye una casa de madera forrada de ruberoid,  provista de las  comodidades necesarias para alojamiendo y tareas que se debían efectuar,  luego conocida como casa Moneta ( 5 ), la cuál, con ampliaciones, es utilizada hasta 1950, cuando se la reemplaza  con una nueva, con mayor espacio para realizar todas las actividades, incluyendo la radioestación y oficina de correos.
     
      En 1969 se trasladan a un nuevo edificio, más grande, el cuál en 1975 es totalmente destruído por un incendio, perdiéndose las pertenencias del Correo. Por esa circunstancia, vuelve a ser habitada la vivienda anterior, mientras a la casa Pampa se la destina para el funcionamiento de la radioestación y la atención de los asuntos postales.
 
     Reemplazando el edificio incendiado, en 1982 es inaugurado uno amplio y moderno, actualmente en uso, dónde además de alojar al personal,  se realizan las actividades de la base, incluyendo una oficina para Radio y  Correo.
 
 
TRANSPORTE
 
     Para trasladar al personal en los relevos anuales, sus equipajes, víveres, materiales, combustibles, correspondencia, etc., salvo algunas excepciones, cuando por ejemplo se recurrió a barcos balleneros de la Compañía Argentina de Pesca, con base en Grytviken, islas Georgias del Sur,  siempre se utilizaron los buques de la Armada Argentina, comenzando con la histórica y legendaria corbeta "Uruguay" con 12 viajes a Orcadas, y posteriormente, entre otros, el transporte "Bahía Aguirre" y los rompehielos "General San Martín" y "Almirante Irizar".
 
     Parte del año las Orcadas quedan rodeadas del mar congelado, incluso en verano las tormentas arrastran hielos flotantes que dificultan la navegación. Por suerte, el istmo donde está la base, posee dos lugares de desembarcos: uno en el Sur sobre la bahía Scotia y la otra al Norte en la bahía Uruguay, que se utilizan según cada situación.
 
    En las operaciones de descarga y carga, realizadas en ese órden, por las permanentes inestables condiciones climáticas,  siempre se prioriza bajar todo lo necesario para el funcionamiento de las bases. No existen muelles, y como los barcos anclan algo alejados de la costa, para cubrir esa distancia durante décadas fueron empleadas lanchas, luego alternadas o suplantadas, según la conveniencia del momento, por los más prácticos helicópteros. Entre la carga transportada por éstos, está la correspondencia filatélica, y por lo tanto, la aplicación a la misma de gomígrafos con la  leyenda "Correspondencia helitransportada", documenta  tal circunstancia.
 
 
VUELOS
    
     Además de los vuelos con aviones Hércules C-130 que realizaba la Fuerza Aérea Argentina entre el continente americano y la base aérea antártica Vicecomodoro Marambio, hacia 1980  comenzaron  otros en un área que abarcó las islas del Atlántico Sur, denominados de "exploración lejana", donde la necesaria gran autonomía de vuelo, se lograba con tanques de combustible adicionales  ubicados dentro del compartimiento de carga.

      Los objetivos perseguidos fueron varios: ejercer presencia nacional sobre los archipiélagos subantárticos y antárticos, adiestrar a las tripulaciones en vuelos de larga duración sobre espacios oceánicos, la detección e identificación de flotas pesqueras y la observación de hielos sobre el mar, también aprovechados para arrojar correspondencia y objetos necesarios para el personal de Orcadas.

     Mediante un comunicado de prensa del 13 de abril de 1981, Filatelia avisa a los coleccionistas "Ante un pedido del Comando General de la Fuerza Aérea Argentina, aplicará una marca postal alusiva a la correspondencia que sea lanzada sobre el Destacamento Naval Orcadas", y que aceptaba la correspondencia impuesta por los interesados en Filatelia hasta el día 24.

      Para documentar el evento, a los sobres enviados por los filatelistas, en Filatelia se les estampa un sello de goma alusivo con la leyenda "1er. Lanzamiento de  Correspondencia / en el DESTACAMENTO NAVAL ORCADAS / Aviones KC-130 de la / FUERZA AEREA ARGENTINA ", efectuándose el vuelo y lanzamiento con paracaídas el 3 de mayo, quedando documentada la fecha con la aplicación del matasellos en la base.

      Por una nueva solicitud de la misma autoridad aérea, el 19 de mayo Filatelia anuncia que "aplicará una marca postal alusiva similar a la estampada a fines de abril próximo pasado", y que los envíos serán aceptados hasta el día 26.  En esta ocasión se utiliza el mismo sello de goma, al cual se suprime "1er", quedando "Lanzamiento de Correspondencia....", concretado y documentado el 20 de junio, también con el matasellos de Orcadas.

 
MATASELLOS  ( 6 )
 
     Tanto el primer matasellos de 1904 / 05  (tipo A), confeccionado de goma por la premura, como el de acero utilizado de 1942 a 1948 (tipo B), tienen la leyenda "ISLAS ORCADAS DEL SUD".
 
      Al pasar a la Marina, es denominado Destacamento Naval Orcadas, pero en los fechadores  usados en 1949 / 70   y 1976 / 77, que tienen burilado el perfil de una ballena y la Cruz del Sur,  conserva el nombre"ISLAS ORCADAS DEL SUR" (tipos C1, C2, C3, C4). 
 
     Durante la campaña 1962 / 63, además de la tinta negra tradicional para estampar el matasellos,  se utilizaron los colores azul, verde, violeta y rojo, irregularidad que posteriormente origina un sumario por parte del Correo.
 
      Mediante resolución del 21 de mayo de 1970, el Correo modifica el nombre de la oficina "Islas Orcadas del Sur" por "Observatorio Meteorológico Orcadas", y al año siguiente, por otra disposición interna, pasa a llamarse "Destacamento Naval Orcadas". No obstante este último cambio, entre 1971 y 1974 se le provee dos matasellos con la inscripción "OBSERV. METEOR. ORCADAS" (tipos D1, D2, ballena con chorro de agua), mientras no se tiene noticias de haber  usado un tercero anunciado para la campaña 1971 / 72 (tipo D3, ballena sin chorro de agua).
 
     "Postas Argentinas" en noviembre / diciembre 1974 anticipa la información proporcionada por Filatelia para la campaña 1974 / 75, ilustrando el matasellos que identificamos como tipo E1, con el nombre "DEST. NAVAL ORCADAS", sin embargo, es provisto otro con pequeñas diferencias (tipo E2), con el cuál solo alcanzaron a matasellarse unos pocos sobres relacionados con la visita del rompehielos "General San Martín", perdiéndose dicho matasellos en el incendio que destruyó la casa donde funcionaba la oficina,  junto con la correspondencia filatélica que había quedado sin devolver a Buenos Aires.
 
       La misma revista, en su edición de julio / agosto 1975, publica el boceto destinado a un matasellos "BASE ORCADAS",que denominamos tipo F1, obra del dibujante Horacio Alvarez Boero, anunciado para la campaña 1975 / 76. Mientras en el ejemplar de marzo / abril 1976,  reproduce la estampación del matasellos fabricado (tipo F2) pero con ligeras modificaciones respecto al diseño original, comunicando Filatelia, que está entre los utilizados a partir de la mencionada campaña.
 
        Por razones que desconocemos, el tipo F2 nunca fue provisto a la oficina, y el "Anuario Filatélico 1975", que también ilustra el boceto, se limita a informar "No aplicó nuevo matasellos", utilizándose en 1975 / 76 el antiguo tipo C2.
 
        Llega la etapa de los matasellos de goma en 1979, que se prolonga hasta la actualidad, donde la ballena es reemplazada por otros motivos para ilustrarlos. En el período 1979 / 83 es el mapa del Sector Antártico Argentino, sin meridianos (tipo G1), y con meridiano entre 1984 / 87 (tipo G2 ), ambos con la inscripción  "DESTACAMENTO NAVAL ORCADAS"
 
       El mapa con meridiano también ilustra el primer matasellos "BASE ORCADAS" usado entre 1987 / 93 (tipo H1). Hay uno similar, con el agregado de pingüinos, solo conocido en 1992 (tipo H2). Le siguen, en 1994 y 1995 el que reproduce una skua en vuelo (tipo H3 );  otro en 1995 / 97  con hongos (tipo H4) ; un dibujo con pareja de cormoranes de ojos azules se incorpora al matasellos usado  entre 1997 y 2007 (tipo H5), y desde 2008 está vigente el último, ilustrado con un pez (tipo H6).
 
      En los sobres filatélicos de la campaña 2005 / 06,  el matasellos es erróneamente reemplazado por una marca de la base, ilustrada con el contorno de la isla Laurie y una Orca, situación aclarada y regularizada mediante otra marca del Correo.
 
       Premoli denuncia un matasellos, que identifica como falso, correspondiente al tipo B, con diámetro de 32 mm, mientras el original tiene 31 mm. Se lo conoce aplicado en tarjetas con el mapa de Argentina, con fecha  -2 FEB 42.10-, sobre un sello postal del servicio oficial puesto en circulación en 1952. Además es reconocible, entre otros detalles, por tener la R de ORCADAS más cerrada que en el original.
 
      Sin embargo, no descartamos la posibilidad que haya sido confeccionado por el mismo Correo y mantenido como reserva en Buenos Aires, sin que nunca fuera utilizado oficialmente, pero sí  subrepticia y fraudulentamente, de la manera señalada.
 
 
 MARCAS POSTALES
 
    En la correspondencia de Orcadas se han utilizado varias marcas postales, una apreciable cantidad de gomígrafos oficiales y privados, y en Buenos Aires, matasellos, bandeletas de máquinas obliteradoras y Frama, alusivas a diversas conmemoraciones relacionadas con éste establecimiento antártico. Excede el propósito de nuestro trabajo describirlos a todos, y solo reproducimos algunos.
 
    Quienes deseen profundizar el tema, recomendamos las dos excelentes obras del filatelista antártico Salvador Alaimo, que mencionamos en Bibliografía.
 
 
SELLOS POSTALES
 
    Correo Argentino ha emitido muchos relacionados con el Sector Antártico Argentino, algunos de los cuales están dedicados a las Orcadas :
 
1947 - 25 de mayo . "40º Aniversario del Primer Correo Antártico". Serie integrada por dos valores: 5 centavos, en color lila sobre fondo violeta, y 20 centavos, carmín sobre fondo rosa. Ambos tienen el mismo dibujo, donde predominan el mapa de nuestro Sector Antártico y la silueta de un buque, simbolizando los pertenecientes a la Marina de Guerra de la época, que cumplían misiones en el continente blanco. Con diseño de Amadeo Dell´Acqua, fueron impresos en offset. Cantidad: 20.000.000 de cada uno.
 
1954 - 20 de enero - "50º Aniversario de la Oficina Radiopostal Orcadas del Sur". En la viñeta se destacan un expedicionario antártico clavando en el hielo un asta con la bandera argentina, y la Cruz del Sur.
      En nuestra opinión, es uno de los sellos postales más hermosos emitidos por Argentina, cuyo dibujo tambien realiza Amadeo Dell´Acqua, quíen además fuera alto funcionario del Correo, mientras el grabado a mano sobre acero es obra del italiano Volumnio Cerichelli.  Impreso en color azul claro sobre papel con filigrana sol grande RA. Cantidad : 5.000.000.
 
1964  - 22 febrero - "60 Aniversario toma de posesión Islas Orcadas del Sur". Valores : 2 pesos, con mapas, uno de las Orcadas, y 4 pesos, mapa de Argentina con ubicación de las bases antárticas.
Ambos impresos en litografía, en los colores celeste, azul y ocre, sobre papel con filigrana sol grande RA . Cantidad 2.000.000 de cada uno.
 
1975  - 28 de junio - En la serie "Pioneros Australes", un sello postal de $ 2 reproduce la imagen bocetada de Hugo A. Acuña y una vista parcial de la base Orcadas. Dibujado por Eduardo Miliavaca, fue impreso en offset, multicolor, sobre papel sin filigrana, en la cantidad de 600.000 ejemplares.
 
1980 - 27 setiembre - Dos sellos "se-tenant" de 500 pesos cada uno, que completan una vista  panorámica de la base, integrantes de la hoja perforada emitida en conmemoración del "75º aniversario de la presencia argentina en las Orcadas del Sur". Cantidad : 200.000, impresos en offset, multicolor, sobre papel sin filigrana.
 
1986 - 31 mayo - Sello postal de  0,10 austral, con retrato de Hugo  A. Acuña,  integrante de la hojita filatelica dedicada a "Bases, pioneros y fauna antártica".  Dibujo de Néstor Martín, basado en una fotografía. Impreso en offset, multicolor, sobre papel sin filigrana. Cantidad : 204.000.
 
          Todos fueron impresos en Casa de Moneda, mientras los siguientes, por la empresa Letra Viva S.A., de Buenos Aires.
 
2004 - 21 de febrero - "100º Aniversario del Observatorio Meteorológico y Magnético Orcadas del Sur y creación de la Estafeta Postal Orcadas del Sur ", compuesta de un sello postal de 75 centavos con vista de la base Orcadas y helicóptero "Sea King", y una hoja block perforada, con dos sellos postales de 75 centavos: uno con Libertad con Escudo, 5c, cancelado con matasellos Orcadas del Sud - tipo A- febrero de 1904 y Hugo Acuña con bandera, y el otro con abrigos y casillas del Observatorio Meteorológico en 1904 y veleta utilizada desde 1905. Impresos en cuatro colores y tinta metalizada, en procedimiento offset, sobre papel sin filigrana.  Cantidad:  104.000 ejemplares  de cada uno.
    
      El lanzamiento oficial de esta emisión en Orcadas, se realizó el 22 de febrero, como parte de los festejos allí efectuados, aplicándosele un matasellos especial, similar al "Día de Emisión" utilizado en Buenos Aires y otras oficinas importantes.
 
2008 - 28 de junio - Sello postal de $ 1 en homenaje a Luciano H. Valette, cuyo retrato reproduce, acompañado del plano parcial de la isla Laurie que realizó con Hugo Acuña, y algunos de los ejemplares del reino animal descriptos en su libro. Diseñado por Finx Dubey e impreso en sistema offset, a cuatro colores y tinta metalizada, sobre papel sin filigrana. Cantidad 80.000 ejemplares.
 
 
COLOFÓN
 
      La centenaria e ininterrumpida ocupación de las Orcadas, con el observatorio meteorológico donde se vienen realizando múltiples registros e investigaciones científicas,  y el funcionamiento  de la oficina de Correos, ambas las más antiguas en la región antártica, son dos de los varios fundamentos, sobre los cuales Argentina basa su reclamo de soberanía territorial.
 
      Aunque dicho reclamo está suspendido por el Tratado Antártico vigente, las continúa  considerando  como propias, y administrativamente las integra a la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.
----------------------------------------------------------
 
NOTAS 
 
( 1 )  El topónimo actual es "Orcadas del Sur", pero antiguamente eran denominadas "Orcadas del Sud". La toponimia inglesa las nombra "South Orkneys".
 
( 2 ) Los autores consultados, difieren con el día del descubrimiento.
 
( 3 ) Acuña nace en Buenos Aires el 26.05.1885, y tiene 18 años cuando parte a Orcadas.  Al regreso, continúa desempeñándose en el Ministerio de Agricultura hasta 1910, cuando ingresa al Banco Español del Río de la Plata, donde trabaja durante 40 años, ejerciendo distintos cargos, entre ellos Subgerente de la Sucursal en Río de Janeiro, Gerente de Agencias de la Capital Federal, culminando su carrera en la función de Inspector General de Sucursales y Agencias. Además fue un apasionado filatelista. Casó en 1909, y tuvo 4 hijos. Fallece en Buenos Aires el 13.05.1953. Actualmente sus restos descansan en el cementerio de Bahía Blanca.
 
( 4 ) Moneta recuerda : "Para ocupar el cargo de radiotelegrafista, empleo importante en esta eventualidad, se designó a Emilio Baldoni, elección en la que estuvieron de acuerdo las autoridades del Servicio de Comunicaciones Navales y la Dirección de Meteorología. Los antecedentes de este joven suboficial de la Marina de Guerra eran inmejorables, pués había sido alumno aventajado en sus estudios y, posteriormente, se lo había becado para que perfeccionara sus conocimientos en Alemania", y más adelante lo califica de "incansable""era un verdadero técnico en toda la acepción de la palabra".
 
( 5 ) La fecha de construcción la obtuvimos de "La Nación", 25.03.1906 , y "Caras y Caretas", 14.04.1906. También la ratifica Moneta en su artículo publicado en "La Prensa",  22.02.1944. Algunos autores, basados en otras fuentes de información, indican que fue el año anterior.
 
       Actualmente aloja el Museo Moneta, con diversos objetos relacionados con la historia de la base,  y además recrea el ambiente donde vivieron las primeras comisiones. Se puede ver en
 
    
( 6 ) Utilizamos la numeración creada por Salvador Alaimo en sus obras, citadas en Bibliografía, excepto los tipos E y F, que ampliamos.
 
 
--------------------------------------------------------------
 
REFERENCIAS
Archivo General de la Armada. Buenos Aires.
Archivo Histórico de Correo Argentino. Buenos Aires.
ACUÑA, Hugo."Diario del estafeta Hugo Acuña". Centro de Documentación Patagónica.
        Universidad Nacional del Sur. Bahía Blanca, 1982.
ALAIMO, Salvador. Catálogo de Matasellos Antárticos Argentinos. Buenos Aires, 1998.
ALAIMO, Salvador. "El Correo Argentino en las Orcadas del Sur". Biblioteca de Filatelia. Federación
       Argentina de Entidades Filatélicas. Buenos Aires, 2008
"Atlas Enciclopédico Antártico Argentino". Dirección Nacional del Antártico. Buenos Aires, 1983.
BASBOUS, José. "Orcadas, punto de partida". "Antártida" Nº 5. Dirección Nacional del Antártico.
        Buenos Aires, diciembre 1974.
BELZA, Juan E. "En la isla del fuego". Tomo III. Buenos Aires, 1977.
BORTEN, Salomón. "Orígenes de la filatelia antártica argentina". "Correo del Pingüino / the
         Penguin´s Post" Nº 1. Buenos Aires, julio 1970.
BRUMATTI, Humberto. "Islas Orcadas del Sur 1910". "Revista FAEF" Nº 105. Federación Argentina
        de Entidades Filatélicas. Buenos Aires, octubre-diciembre 2003.
CAPDEVILA, Ricardo y COMERCI, Santiago. "Carta Nº 31 - Edición 1916 / Nuestra primer carta
         antártica y los trabajos de la corbeta "Uruguay". Contribución Nº 252. Dirección Nacional del
         Antártico. Buenos Aires, 1979.
CAPDEVILA, Ricardo y COMERCI, Santiago. "Orcadas 80º aniversario". Instituto Antártico
         Argentino. Dirección Nacional del Antártico. Buenos Aires, 1984.
"Caras y Caretas" . Buenos Aires. Colección.
CINQUINI DE GUTIERREZ, Nora. " Testimonios documentales tomados de los apuntes diarios de
        Hugo Alberto Acuña, primer jefe de correos de las islas Orcadas del Sur". "Karu Kinka" Nº 26.
        Buenos Aires, junio 1981.
COLI, Carlos A. "La Armada Argentina en la Antártida / Campañas Navales Antárticas / 1980 - 2000".
        Fuerza  Naval Antártica. Armada Argentina. Buenos Aires, 2003.
COMERCI, Santiago. "Islas Orcadas 70 años después". "Antártida" Nº 5. Dirección Nacional
       del Antártico. Buenos Aires,  diciembre 1974.
DESTÉFANI, Laurio. "Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur ante el conflicto con Gran Bretaña.
      Buenos Aires, 1982.
Diario "La Nación". Colección. Buenos Aires.
Diario "La Prensa". Colección. Buenos Aires.
DÍAZ, Emilio. "Relatos antárticos". Editorial Losada. Buenos Aires, 1958.
DI CAMPLI, Jorge. Buenos Aires. Agradecemos su valiosa colaboración.
ESCUDÉ, Carlos y CISNEROS, Andrés. "Orcadas del Sur". Historia General de las Relaciones
       Exteriores de la República Argentina .  www.argentina-rree.com/7/7-107.htm ,
FACCH, Eugenio Luis. "El proceso histórico de las comunicaciones con la Antártida". "Entelequia"
       Nº 159. Buenos Aires, noviembre 2004.
FITTE, Ernesto J. "La disputa con la Gran Bretaña por las islas del Atlántico Sur" . Buenos Aires,
       1968.
GIORDANO, Osvaldo Mario. "Anuario Filatélico". Buenos Aires, colección.
GIORDANO, Osvaldo Mario (Seudónimo "Omario"). "Novedades Filatélicas". "Revista de
       Comunicaciones" y "Postas Argentinas". Buenos Aires.
GRAND RUÍZ, Beatríz. "La Argentártida y el Correo Argentino". "Revista de Comunicaciones"
        Nº 245  y  246. Buenos Aires, 1957 / 1958.
HEADLAND, Robert. "The Island of South Georgia". Cambridge (Inglaterra), 1994.
MAVEROFF, José Otto. "Por los mares antárticos". Editorial Peuser. Buenos Aires, 1957.
MONETA, José Manuel. "Cuatro años en las Orcadas del Sur". Editorial Peuser. Buenos Aires, 1954.
MONETA, José Manuel. "El Observatorio de las Orcadas del Sur es el lugar más austral habitado
           por el hombre. "La Prensa". Buenos Aires, 22.02.1944.
MONETA, José Manuel. "La Argentina Fué el Primer País que Estableció el Correo Antártico". "La
         Prensa". Buenos Aires, 11.01.1941.
MONZÓN, Humberto Rubén. "Sellos Postales Argentinos / Cien años de historia antártica".
        Dirección Nacional del Antártico. Publicación Nº 29. Buenos Aires, 2001
OÑA, Roberto. "Servicios telepostales en la Antártida Argentina". "Postas Argentinas" Nº 444.
        Buenos Aires, marzo-abril 1988.
PINASCO ACUÑA, M. Guido. "El correo argentino en las islas Orcadas del Sur". "Filigrana"  Nº 104,
        Buenos Aires, noviembre 1984.
PINASCO ACUÑA, M. Guido. "El primer agente postal en las Orcadas del Sur".  "Biblioteca
        de  Filatelia F.A.E.F" Nº 1. Buenos Aires, noviembre 1981.
"Postas Argentinas". Buenos Aires. Colección.
PREMOLI, Eduardo. "El correo austral más antiguo del mundo". "Anales de Literatura  
        Filatélica 1984". Buenos Aires, 1986.
PREMOLI, Eduardo. "Hugo Alberto Angel Santiago Acuña 1885.1953". "Mundo Filatélico" Nº 49 / 50.
        Buenos Aires, Octubre - Diciembre 1976.
PREMOLI, Eduardo. "Los matasellos de nuestra Antártida". "Revista de Comunicaciones".
        Nº 264 / 6.  Buenos Aires, agosto / octubre 1959.
PREMOLI, Eduardo. "Matasellos falsos de la Antártida Argentina". "Revista de Comunicaciones".
        Nº 280. Buenos Aires, diciembre 1960.
PREMOLI, Eduardo. "75º aniversario del primer correo antártico". "Anales de Literatura
       Filatélica 1980". Buenos Aires, 1981.
PUIG, Eduardo. Estudio sobre matasellos antárticos argentinos (inédito).
"Revista de Comunicaciones". Buenos Aires. Colección.
ROBERTS, Brian. "Cronological list of Antarctic expeditions". "Polar Record" Nº 59 y 60 
      Cambridge (Inglaterra), mayo 1958 y setiembre 1958.
SPISSO, Mariano. Base Orcadas. Agradecemos su información.
VALETTE, Luciano H. "Viaje a las islas Orcadas Australes". Ministerio de Agricultura. Buenos Aires,
      1906.
 
----------------------------------------------------------------